Leonora de Elena Poniatowska

Leonora</a> de <a href="http://eva.grupoartegnos.com/blog/?book-author=elena-poniatowska">Elena Poniatowska</a>

 

En este libro Elena nos lleva a la historia fascinante de Leonora Carrignton, una mujer artista, determinada, apasionada; que se rebela en busca de su libertad.

La historia de Leonora inicia desde su infancia, cuando se siente diferente (ya que era muy creativa) y empieza a buscar su libertad rebelándose a lo que se esperaba de ella como niña de una familia prominente; su vida avanza conforme va tomando sus propias decisiones, aún cuando éstas implican dejar a su familia. La vida de esta fascinante mujer fue guiada por su pasión, por el amor y por atreverse a vivir como deseaba. Leonora nos enseña cómo es amar con pasión, con vida y cómo éste tipo de amor puede llegar a consecuencias como la locura. Sin embargo, estos amores no detuvieron su vida, sino la hicieron vivir experiencias que fueron formando la mujer que al final de su vida fue. Su vida divida entre la pintura, las parejas y los hijos nos permite reflexionar sobre las decisiones de vida que como mujeres tomamos y mantenemos hasta el final de la vida.

Personalmente, Leonora para mí es una hermosa heroína, que busca su libertad a toda costa, y ama en esa libertad; las decisiones que toma le van enseñando quién es y quién quiere ser. Los desenlaces de sus relaciones amorosas no la disminuyeron como mujer ni como artista, aún cuando tuvo lecciones muy duras que la marcaron para siempre; y ésto es lo que más admiro de ella, nunca dejó de ser ella misma a pesar de los que amó.

Por otro lado, Elena nos induce a conocer ese mundo mágico del surrealismo, lo cual fue de mucho aprendizaje e inspiración.

 

Les comparto algunas de las frases que me impactaron y me reflejan:

Si los adultos les preguntan a los niños por qué hacen esto y lo otro es porque no saben entrar a esa zona misteriosa que se crea entre  los niños y los animales.

 

Papá, no me importa si me arrugo toda antes de cumplir los veinte, lo que quiero es ir hasta el estanque cuando se me antoje, hablar con el pez grande y subirme a los árboles como los hombres. 

 

El surrealismo, es sí era la revolución permanente, la que empieza por uno mismo.

 

Soy feliz, soy yo, esto que tengo adentro galopa y por fin va a liberarse.

 

La locura te abre las puerta de un interior. Cometer actos que los otros condenan te eleva a otra dimensión, saltas encima de tu propa mediocridad.

 

No. Papá, conozco otras formas de estar sobre la tierra. Yo no soy tu creación. Quiero inventarme a mí misma. Me voy.

 

Lo que en los hombres es creatividad, en ellas es locura.

 

El miedo a la locura es la última barrera que debes vencer. Las mentes heridas son infinitamente mejores que las sanas. Una mente atormentada es creativa.

 

Por último, hemos tomado una frase del libro para complementar lo que significa este círculo de mujeres lectoras, Eva:

eva Leonora dibuja una Eva que devuelve la manzana y recupera su lugar de mando.


Género: novela
Fecha de lectura: Diciembre 2014 | Temas: amor, arte, locura, mujeres

Querido Diego, te abraza Quiela de Elena Poniatowska

Querido Diego, te abraza Quiela</a> de <a href="http://eva.grupoartegnos.com/blog/?book-author=elena-poniatowska">Elena Poniatowska</a>

Al empezar a leer autoras me veía cada vez más reflejada en sus palabras, en sus historias. Y es que dicen que no hay quien nos entienda a las mujeres aunque nosotras, mejor que nadie, sabemos que entre mujeres nos entendemos.

 

En Querido Diego, te abraza Quiela, Elena Poniatowska cuenta de manera magistral una historia que tristemente se repite día a día: las mujeres que renuncian a lo que quieren o abandonan lo que tienen por el “amor” de un hombre. Te hace sentir la angustia, la tristeza y la confusión que la protagonista está viviendo en el desarrollo de la historia. También sientes impotencia porque Quiela no es tu amiga que puedes aconsejar y apoyar para que abandone esa relación enfermiza.

 

Quiela, la pintora rusa Angelina Beloff, tiene un prominente futuro pero ama enfermizamente (si es que así puede decirse de ese sentimiento que lejos está de ser amor) a su esposo Diego Rivera – el pintor que también conquistó a Frida Kahlo – se abandona a sí misma completamente por esperar ser correspondida por alguien que probablemente nunca la amó y jamás lo iba a hacer.

 

Escribe continuamente cartas que él recibe pero nunca contesta. En esta relación enfermiza pierde muchas cosas y se pierde a sí misma tratando de encontrar una razón para el abandono de su adorado Diego. Tristemente, Angelina Beloff terminó siendo reconocida más por ser la primera esposa de Diego Rivera que por su trabajo artístico.

 

*Spoiler Alert*

 

Estas son algunas de las frases de sus cartas que se quedaron más presentes para mí porque mostraban la opinión que Quiela tenía de sí misma:

 

“…después de todo, sin ti soy bien poca cosa, mi valor lo determina el amor que me tengas y existo para los demás en la medida en que tú me quieras. Si dejas de hacerlo, ni yo ni los demás podremos quererme.”

 

“Si no vuelves, si no me mandas llamar, no solo te pierdo a ti, sino a mí misma, a todo lo que pude ser.”

 

Esta otra, me dio una esperanza al pensar que Quiela finalmente estaba entendiendo que tenía que dejar ir ese sentimiento:

 

“Lloré mientras veía los cuadros, lloré también por estar sola, lloré por ti y por mí, pero me alivió llorar porque comprender, finalmente, es un embelesamiento y me estaba proporcionando una de las grandes alegrías de mi vida.”

 

Espero que esta pequeña reseña del libro les deje la inquietud de leerlo si no lo han hecho. A mí este libro me sirvió para decir: Querido amor enfermizo, me amo lo suficiente como para rogarle a alguien que me corresponda. Adiós.


Género: novela
Fecha de lectura: Agosto 2014 | Temas: amor, arte, dependencia, Mujer