El País de las Mujeres de Gioconda Belli

El País de las Mujeres

La escritura de Gioconda Belli es fresca; captura y cautiva. En “El país de las mujeres” juega con varios elementos esenciales en el ser humano: el dolor, el amor, el orden del mundo. Frente a ellos la forma de cambiarlo, de vivirlo, de afrontarlo. Su propuesta es irreverente en el sentido más creativo y atrevido. ¿Cómo sería un país gobernado solo por mujeres? las integrantes del PIE, el Partido de la Izquierda Erótica se plantean una serie de propuestas ante reflexiones necesarias:

“lavar, planchar, cuidar los niños no es el problema; el problema es que se menosprecie la mentalidad que hay detrás de eso; que se restrinja esa actitud femenina al terreno de lo privado, que no entiendan que eso hay que hacerlo con todo y entre todos; que cuidar la vida, la casa, las emociones, este pinche planeta que estamos arruinando, es lo que todos tendríamos que hacer”

El país es ficticio pero sus problemas no y con un toque mágico, la erupción del volcán Mitre, permite visualizar otras realidades que de otra manera serían imposible imaginar. Abrir estas puertas, antes inconcebibles, nos generan interrogantes: ¿hombres en casa haciendo las tareas tan intrínsecas al rol de la mujer? ¿pensar que algunas mujeres tienen más vocación maternal que otras y por ello debiese ser tomado en cuenta en la división del trabajo?

No, este no es un libro de venganza mujeres contra hombres, no es un libro sólo para mujeres, es una novela pero al mismo tiempo una vía para preguntarnos, no si el mundo fuera mejor si estuviera gobernado por mujeres sino evidenciar la desigualdad de género que hay y permitirnos pensar en diferentes formas de ver el mundo y no las que están dadas como “sentido común” ir más allá, concebir otras formas de organizarnos como sociedad.

También el libro habla de amor. Emir, un “terco convencido de la idea de que hay que cambiar el mundo” conoce a Viviana y viven un amor apasionado y dulce; auténtico, mágico, las letras de Gioconda hacen volar la imaginación y suspirar, en medio de dificultades y circunstancias adversas.

Y finalmente, diría que la lectura te hermana, te acerca a todas esas mujeres que llevamos dentro: la curiosa, la decidida, la que sufre pero la que se recupera del dolor para ser más fuerte, la mujer hermosa e inteligente, la que es amada, la que ama, la que ve en otra mujer no una competencia sino una experiencia trascendente de sinergia y vida común.

 

“Pero qué hermoso atreverse. Por lo menos una vez en la vida cada mujer merecía enloquecer de esa manera; apropiarse de una idea y salir cabalgando sobre ella lanza en ristre, confiada en que, cualquiera fuera el resultado, el esfuerzo valía la pena.


Género: novela
Fecha de lectura: Junio 2014 | Temas: cuidadano, felicismo, gobierno, mujeres, presidenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *